Saltar al contenido

Cómo debe ser la foto del currículum

Aunque no siempre es obligatorio, incluir una foto en tu currículum te puede ayudar a que tu hoja de vida sea más completa. A su vez, si sabes bien cómo utilizar este recurso podrás aprovecharlo para dejar una mejor impresión.

La persona encargada de leer tu currículum no le dedicará más de dos minutos, así que el recurso visual de una foto puede ser de gran ayuda para que seas recordado.

Vamos a repasar algunos tips y consejos que tienes que tomar en cuenta al momento de incluir una foto en tu currículum, así te asegurarás de dejar una imagen profesional.

Consejos para la foto del currículum

En esta lista encontrarás los aspectos más resaltantes a considerar para tener una excelente foto en tu currículum.

Cuida el fondo

En la foto solo tiene que resaltar tu silueta. Evita colores fuertes u oscuros en el fondo. Lo más recomendable es que sean colores suaves, ya sea blanco o cualquier otro color pastel bastante tenue.

Usa vestimenta profesional

Cuando estés pensando qué ropa elegir para tomarte tu foto para el currículum, piensa en la forma en que te vestirías para asistir a un trabajo oficina. Si el puesto al que estás aspirando es en una empresa con un código especial de vestimenta formal, es buena idea que te apegues a él lo más posible.

Que sea una foto reciente

No te tientes a usar esa foto de hace un par de años que tienes guardada. Tómate el tiempo de conseguir una nueva, que refleje tu aspecto más reciente.

Recorta bien la foto

Debe tener el tamaño de una foto tipo carnet. Es muy importante que no quede cortada al cuello, en ella deben aparecer tus hombros.

Cómo tomar una foto del currículum con mi celular

Lo más recomendable es que contrates a un fotógrafo profesional, porque estos tienen cámaras especializadas y saben manejar muy bien temas como la iluminación, ubicación y vestimenta.

Sin embargo, si no puedes permitirte estos gastos o simplemente te sientes motivado a hacerlo tú mismo, no pierdas de vista estas recomendaciones:

Prepara la cámara

Los smartphones disponen de muchas funciones de cámara. Procura que la cámara sea de al menos 16 megapíxeles, de esta manera te aseguras de que la resolución no será un problema.

Activa el HDR, así te aseguras de que la foto la tomarás con la máxima resolución posible que admite el teléfono.

Aprovecha la luz natural

Toma la foto de día. El flash de los celulares suele dejar en las fotografías un aspecto poco natural, además de reflejarse en los ojos.

Ten un buen encuadre

La cámara debe estar ligeramente por encima de tu rostro. Una buena forma de lograrlo es que estés sentado mientras alguien más te toma la fotografía.

No subas la cara. Por el contrario, baja un poco la barbilla, de esta forma tendrás una pose más relajada y trasmitirás más confianza. El encuadre es vital para reflejar tu personalidad.

Realiza varios intentos

A medida de que vayas capturando fotos, analízalas y descubre en ellas los aspectos que quieras mejorar. Repite esta práctica hasta que consigas una foto estupenda. Tómate tu tiempo y hazlo sin apuros, recuerda que lo que está en juego es conseguir ese trabajo que tanto deseas.

Debe tener el tamaño de una foto tipo carnet. Es muy importante que no quede cortada al cuello, en ella deben aparecer tus hombros.

¿Debo sonreír en la foto para mi currículum?

Puedes sonreír o no. Realmente, lo importante es que logres transmitir tu personalidad y luzcas lo más relajado posible. De nada vale una sonrisa forzada, sería mucho mejor un rostro sereno y tranquilo.

Mira fijamente a la cámara pero con una actitud pasiva, sin parecer intimidante o retador. Enfócate en pensar que esa será la primera imagen que dejarás en la cabeza de tu empleador, así que intenta transmitir confianza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *