Saltar al contenido

Qué es una bolsa de trabajo

La adultez trae consigo, desde sus inicios, el gran desafío de conseguir empleo. Una duda común que tenemos todos al enfrentarnos con esta realidad es a dónde acudir para solicitar un trabajo.

En este sentido, la tecnología juega un papel importantísimo en la actualidad, ya que el internet ha sustituido los métodos tradicionales de buscar empleo, como ir de puerta en puerta o buscar en el periódico.

Las bolsas de trabajo se han convertido en la primera y única opción a la que acuden las personas, sin importar su edad, para solicitar empleo.

Concepto de bolsa de trabajo

Las bolsas de trabajo son una plataforma que permite conectar y crear un vínculo entre una la empresa y los postulantes. Aquí las compañías crean una oferta de empleo y definen el perfil que están buscando.

Posteriormente, todas las personas pertenecientes a esta bolsa, que se sientan capacitadas para desarrollar esas labores y que cumplan con los requisitos establecidos, podrán enviar una postulación.

Las bolsas de trabajo son entes totalmente digitales, lo que significa que tanto las empresas como los potenciales empleados deberán crearse un perfil en línea. En este perfil se te solicitará alguna información básica de tipo demográfica, académica y profesional.

Así que, en resumen, las bolsas de trabajo son un sitio online donde las empresas publican sus ofertas de empleo y los candidatos se postulan a ellas. Son el enlace entre ambos y no intervienen en el proceso de selección.

Tipos de bolsas de empleos

Existen tres tipos de bolsas de empleo, cada una de ellas con la finalidad de reclutar empleados, lo que cambia es el tipo de empresa a la que están dirigidas.

Bolsas de empleo públicas

Aquí es donde las empresas pertenecientes al Estado publican sus vacantes. Son manejadas por los mismos entes que hacen las ofertas, así que existe un trato directo entre ambas partes.

Es tu mejor opción si estás aspirando a ejercer algún puesto en una institución pública, como ministerios, secretarías, municipalidades, etcétera.

Bolsas de empleo privadas

Estas son las más comunes. Es donde cualquier empresa con la necesidad de hacer contrataciones se crea un perfil y genera la vacante, para que las personas que también tengan su perfil de postulante en esta bolsa, puedan aspirar a él.

Funcionan de nexo entre las dos partes, pero no hacen de intermediarios en el proceso de selección.

Bolsas de empleo de empresas

Algunas empresas, sobre todo las de gran tamaño, cuentan con su propia bolsa de empleos. Se trata de una lista en la que guardan la información interna acerca de candidatos a ser entrevistados, candidatos ya entrevistados y sus valoraciones.

Básicamente, es una base de datos a la que estas empresas acuden cada vez que abren un nuevo proceso de selección, ya que aquí tienen bien organizada  una lista de posibles aspirantes. Cabe destacar que toda esta información está siendo manejada por la propia empresa y no por un tercero.

Ventajas de las bolsas de trabajo

Tanto para la empresa como para los candidatos, las bolsas de trabajo les aportan una serie de ventajas:

Para las empresas:

  • Reducción significativa de costos y mano de obra en los procesos internos de selección.
  • Lista de candidatos más amplia y, en consecuencia, mayor competitividad por el puesto.
  • Reducción en los tiempos de contratación, debido a que el proceso es más rápido.
  • Les permite crear una base de datos, con candidatos elegibles para futuras vacantes.

Para los postulantes:

  • Pueden postularse a una gran cantidad de vacantes, mucho más de lo que permitían los medios tradicionales, por cuestiones de tiempo y de espacio.
  • Creación de un perfil, en donde indicar cuáles son todos los conocimientos y habilidades que posee.
  • Acceso a pruebas. Algunos de estos sitios ofrecen tests de diversa naturaleza, para que las empresas tengan más información sobre tu perfil tanto profesional como personal.
  • Recibir por correo electrónico información de nuevas vacantes.
  • Postularse a trabajos en otras ciudades o países.

Desventajas

Así como las bolsas de empleo tienen muchas ventajas, también tienen algunas desventajas:

  • Sobrepoblación: La saturación del mercado laboral se nota en este tipo de portales. La facilidad en el acceso a ellos es otro factor que contribuye a que hayan muchos aspirantes a un solo cargo, lo que obliga a las personas a tener que destacar por sus conocimientos, experiencia y habilidades sociales.
  • En el caso de las bolsas empleo de empresas, trabajar mediante este sistema los limita que recibir propuestas de personas que estén por fuera, limitando sus opciones.

Cómo buscar empleo en una bolsa de trabajo

Lo primero que tienes que hacer es seleccionar algunas de ellas. Si no las conoces, haciendo clic aquí vas a descubrir cuáles son las más populares de México, con miles de ofertas de empleo disponibles.

Hay que mencionar que algunos procesos pueden variar entre una y otra, pero básicamente, en todas deberás crearte un perfil. En este perfil se te pedirá información personal, como tu edad y ciudad en la que vives.

Tienes que subir una foto. Aprovecha todo esto para empezar a crear tu imagen. Por ejemplo, verifica que en tu foto de perfil tengas un aspecto profesional, donde trasmitas confianza y seguridad.

También serás interrogado acerca de cuál es tu área de conocimiento, para hacerte llegar las vacantes que estés capacitado para ocupar.

Por último y más importante, deberás subir tu currículum. Cada vez que realices una postulación, esta tiene que ir acompañada de una carta de solicitud de empleo. Este documento juega un rol importantísimo en tus posibilidades de conseguir el trabajo.

Haciendo clic podrás aprender, paso por paso, cómo crear la mejor solicitud de empleo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *