Saltar al contenido

Cómo hacer una carta de presentación para un empleo

La carta de presentación es un documento que todos los aspirantes a un cargo deben presentar junto a su CV. Recoge información importante acerca del solicitante y lo mejor es que está redactada directamente por él, así que le da la oportunidad de presentarse y dejar una imagen positiva.

Hay algunos tips y consejos que te van a ayudar a conocer qué debes incluir en tu carta de presentación y qué no debes incluir en tu carta de presentación, así que tómate el tiempo de leerlos para que aumentes las posibilidades de conseguir ese empleo que sueñas.

¿Qué hay que incluir en una carta de presentación?

En primer lugar, empieza dirigiéndote específicamente a la persona o departamento que leerá que tu carta.

Luego de esto tienes que dejar bastante claro por qué tu perfil es el más indicado para ese puesto. Aquí puedes hablar de tu experiencia en el área, otros trabajos similares que hayas hecho o de cómo ese tema en particular te apasiona.

Otro punto que hará resaltar tu carta es conocer sobre la empresa, así que realiza una investigación previa y mantente atento a cualquier dato de la historia o filosofía de la compañía que se relacione estrechamente con el puesto al que estás aspirando y utilízalo, de esta forma tu empleador verá que te alineas con el perfil de trabajador que está buscando.

Si es la primera vez que estás buscando un empleo y no tienes experiencia previa, no lo veas como un obstáculo, aprovecha la oportunidad para resaltar otro tipo de habilidades y las ganas que tienes de aprender y de acumular experiencia en esa área.

En caso de que hayas decidido postularte para algún cargo por iniciativa propia, sin que la empresa haya hecho pública la apertura de vacantes, deberás sonar bastante convencido y confiado en tu carta.

Argumenta que estás en búsqueda de nuevos desafíos profesionales y que la motivación de tener ese nuevo carga te llevaría a generar mucho valor para la compañía.

Puede ser que lo que estés buscando es hacer prácticas profesionales. De ser así, comenta acerca de tu experiencia académica, el tipo de profesional en el que aspiras convertirte y cómo ese puesto de trabajo temporal sería tu punta de lanza para iniciar un exitoso camino en el mundo laboral.

¿Qué no hay que incluir en una carta de presentación?

No repitas la información que ya agregaste en el CV. La carta de presentación es un documento breve y lo que menos necesitas es ser redundante.

Si los motivos por los cuales dejaste tu antiguo trabajo no son los mejores, es preferible que no hables del tema. Solo menciónalo si es algo que podría añadir valor, como por ejemplo, haber culminado un proyecto que era de tiempo finito.

A veces no es buena idea mencionar cuánto tiempo llevas desempleado, porque eso puede denotar falta de interés en la industria de contar con tus servicios profesionales. Enfócate en tus virtudes y no en tus debilidades.

No hables acerca de tus puntos débiles por intentar sonar más sincero o convincente. Recuerda que la persona encargada de leer tu carta de presentación lo hará en pocos segundos, así que es vital dejar en su mente una buena impresión.

Algunos consejos para escribir una carta de presentación

  • Cuida la ortografía: Jamás presentes un documento con faltas ortográficas o gramaticales. Si no eres un experto en el tema, entonces pídele ayuda a alguien con más conocimientos en redacción.
  • Sé puntual: Una carta de presentación es un documento corto, con no más de tres párrafos de cuatro líneas. Es importante que con pocos caracteres resaltes tus habilidades, conocimientos en el área y que te vendas como la persona ideal para desarrollar esas labores.
  • Envíalo en PDF: Crea el documento en Word y luego envíalo en PDF, así te aseguras que no será alterado y que el formato no se modificará, haciéndolo incómodo de leer.
  • Lenguaje formal: Utiliza un lenguaje formal pero no técnico. Enfócate en que sea un texto fácil de leer, pero sin usar regionalismos o frases autóctonas.
  • Fírmala: Como todo documento que viene directamente de ti, coloca en él tu firma. Si tienes un sello húmedo personal también puedes usarlo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *