Saltar al contenido

Qué pasa si no se firma un contrato de trabajo

Existen muchos empleadores que optan por ofrecerles a sus trabajadores acuerdos laborales que no quedan por escrito. Muchas veces lo hacen aprovechándose de la necesidad que tienen algunas personas de conseguir un empleo, y utilizan esto a su favor para desproveerlos de los beneficios que por ley les corresponden.

Si te ofrecen un trabajo sin contrato hay una serie de desventajas a las que quedarás expuesto. Vamos a conocer cuáles son todas ellas, para que entiendas bien lo complejo de esta situación.

Consecuencias de trabajar sin contrato

Según la Ley Federal del Trabajo, la falta de un contrato laboral es responsabilidad exclusiva del contratante, y acarrea las siguientes consecuencias para ambas partes:

Consecuencias para el trabajador

  • Estar por fuera del IMSS: Al no tener un contrato legal, no estarás cotizando para el Seguro Social, lo que significa que no contarás con el servicio de salud, ni tampoco tendrás derecho a prestaciones por desempleo ni pensión de jubilación.
  • No cotizar para INFONAVIT: Si no tienes contrato, entonces tu patrón no cotizará para INFONAVIT. Esto significa que no tendrás derecho a solicitar algún crédito por parte de esta institución.
  • Despido injustificado: Siempre estarás expuesto a ser despedido sin un justificativo y sin ningún aviso previo. En este caso, no tendrás derecho a recibir ningún tipo de indemnización ni mucho menos apelar el despido.
  • Riesgos laborales: Los contratos laborales te protegen en caso de accidentes o enfermedad. Si por alguna razón llegas a estar incapacitado para seguir desempeñando tus labores, así sea por alguna situación provocada en el trabajo, no recibirás los beneficios económicos que te corresponden. Y más allá, podrías ser despedido o te podrían suspender el salario por todo el tiempo que estés incapacitado.
  • No tendrás AFORE: Por lo tanto, no estarás cotizando para tu pensión de jubilación.

Consecuencias para el empleador

  • Acusación de fraude: Toda empresa que tenga empleados sin contrato puede ser acusada de fraude por no cotizar a la Seguridad Social, lo que puede traerles muy graves consecuencias.
  • Inspecciones: En caso de recibir una inspección por parte de la autoridad laboral y que no pueda comprobar que sus trabajadores en efecto tienen contratos, no solo se enfrentan a muchas sanciones, también se entra en un territorio incierto que solo puede resolverse en un largo y costoso juicio laboral.
  • Multas: En México, las sanciones económicas por no tener contratos laborales pueden ser de hasta 315 veces el salario mínimo vigente.

¿Para qué sirven los contratos?

El contrato laboral es un documento legal que protege a ambas partes en caso de desacuerdos durante su relación. Asimismo, establece cuáles son los derechos y las obligaciones tanto de las empresas como de los empleados.

El artículo 25 de la Ley Federal del Trabajo establece todos los puntos que deben quedar bien definidos en los contratos laborales. Algunos de ellos son:

  • Información demográfica: Entiéndase nombre, edad, sexo, estado civil, CURP, RFC y dirección. Todo esto del trabajador y del empleador.
  • Tipo de relación laboral: Ya sea trabajo de tiempo determinado, por temporada, trabajo de capacitación inicial, etc.
  • Trabajo a realizar: Debe explicarse de la forma más detallada posible cuáles son las labores que tiene que realizar el empleado.
  • Información geográfica: La dirección del lugar o lugares donde el empleado debe presentarse para cumplir con sus actividades.
  • Designación de beneficiario: El artículo 501 de la LFT establece que en los contratos laborales debe existir la información de un beneficiario, que en caso de muerte del trabajador reciba los beneficios económicos que por ley le correspondan.
  • Condiciones varias: Esto engloba el horario de trabajo, el monto del salario y la forma de pago, las fechas del mes donde se emitan los pagos, días libres, vacaciones y cualquier otro acuerdo a conveniencia de ambas partes.

Qué hacer si estoy trabajando sin contrato

La primera recomendación que podemos darte es que no aceptes un trabajo si no tienes de por medio un contrato laboral.

Entendemos que muchas veces la necesidad puede llevarnos a tomar este tipo de decisiones. Pero si ya han pasado dos o tres meses y tu empleador no le ha buscado solución a esta situación, hay un par de medidas que puedes tomar.

Una muy importante es tratar de tener algún registro o constancia de que en efecto has estado trabajando para esa empresa. Esta evidencia pueden ser fotografías, documentos o cualquier otra cosa que sirva de justificativo.

Como trabajador, no corres el riesgo de recibir alguna sanción legal por trabajar sin contrato.

La Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) aconseja a todos los trabajadores que estén en esta situación dirigirse a las oficinas de la Procuraduría Federal de la Defensa del Trabajo (PROFEDET).

Este organismo está capacitado para recibir estas denuncias y proveerles a los empleados asesoría legal gratuita, con abogados expertos en el ámbito. Todo esto con la finalidad de proteger sus derechos laborales.

Cómo obtener un buen contrato laboral

En el mundo laboral, la reputación lo es todo. Antes de aplicar para un cargo, asegúrate de investigar acerca de la empresa y su historial de trato con sus empleados.

De ser posible, contacta con empleados actuales o con antiguos empleados y trata de averiguar el motivo por el que ya no trabajan ahí.

También puedes buscar en Internet si existe alguna review o reseña de algún extrabajador contando su experiencia laborando para ellos.

Por otro lado, si ya estás convencido de que esa empresa es un lugar donde te gustaría seguir desarrollando tu carrera profesional, al momento de aplicar asegúrate de tener la mejor solicitud de empleo. Haciendo clic encontrarás una guía con todo lo que necesitas saber para tener una solicitud de empleo que resalte de las demás.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *